Como pasear a nuestra mascota

22 de July del 2014

En muchas ocasiones observamos como por la calle muchos dueños parece que son llevados por su perro a la carrera, estirando el collar lo máximo posible y evitando un paseo tranquilo en el que la persona es la que tiene el control. Por no hablar de los perros que ladran a las demás personas o a los medios de transporte como los coches o las motos. Tenemos que saber controlar al animal para que pasearlo sea una tarea cómoda y placentera para el perro y el amo, ya que es totalmente necesaria para la salud del animal.

5 consejos para pasear a tu perro

Vamos a hablar esta semana de una serie de consejos básicos para dominar a tu perro y conseguir que el paseo sea apacible y tengas el mando total de la situación.

Enseñarle a no tirar de la correa

Existen diversas correas de adiestramiento con distintos largos que puedes utilizar . Cuando veas que tira de la correa puedes pararte hasta que el perro vuelva a tu lado y cuando esté calmado le das un premio. También existen otras técnicas como dar muchos giros y cambios de dirección para que el perro te siga obligatoriamente.

Decidir dónde y con quién nos paramos, que no decida el perro

Pararse a oler ciertos lugares en que otros animales han marcado el territorio, es normal y saludable en el comportamiento de un perro. Más allá de esas acciones debemos ser nosotros los que decidamos qué camino seguir, con qué perros u otras personas nos paramos o no, etc.. No dejes que el animal domine el paseo decidiendo él.

No perseguirlo por la casa para que se ponga la correa

No le pongas la correa cuando esté excitado y nunca le persigas gritando y nervioso para ponérsela. Espera a que esté calmado y dale un premio, y cuando salgas de la casa, siempre ve por delante de él haciendo que se pare a tu lado y no se salga al paseo hasta que tu decidas. El can tiene que ser consciente de que tú tienes el mando y de que el paseo no está asociado a excitación y nerviosismo sino a algo calmado y divertido, un momento de esparcimiento junto a su amo.

Adiestrarlo para que no ladre a otras personas

Si en algún momento notas que va a ladrar a otras personas o animales, tienes que quitar inmediatamente su atención de ello, con pequeños golpecitos en la parte trasera con el pie, o tirones con la correa. Cuando centre su atención en tí y se haya calmado puedes recompensarle con alguna golosina. Habrá que repetir estas acciones muchas veces en tus paseos para que veas resultados, pero hay que hacerlas las veces que sea necesario para que el perro lo asocie.

Tu posición en el paseo

Como hemos comentado, cuando salgas de casa a pasear con el perro siempre tienes que tener la posición delantera y él o ella debe ir calmado/a, sin estirar la correa , a tu lado o detrás. Nunca delante de ti ya que asocian que tienen el control.

Fuente: www.veterinarioscastellon.com